El Origen: ¿A quién sirve el combate a las drogas?

Por: Gabriela Monroy Calva


México-Tenochtitlan a 01 de agosto del 2017. Cuando reina la impunidad, las oportunidades de mejora son mínimas y la movilidad social es prácticamente inexistente muchos jóvenes ingresan a las filas del crimen organizado. En México ya se habla de que comienzan a reclutar a los niños a los 11 años para que sirvan de ojos y oídos a los carteles que operan por todo el territorio nacional.

El tráfico de drogas es una de las actividades más importantes del crimen organizado, estructura que tiene un tejido social fuerte, con unas reglas que se imponen a fuego y donde el mejor armado y el más violento lleva las de ganar. Ahí entras cuando quieras pero no vas a salir más que muerto o si te va excelentemente bien, como testigo protegido.

En América Latina se han construido imperios increíbles con base en el tráfico de drogas. Se produce cocaína en Colombia, Perú y en toda la región andina; la heroína en Guatemala y México; la mariguana por todos lados pero principalmente en México, Paraguay, Colombia y Bolivia. Todos estos cultivos y el procesamiento de drogas han hecho muy fuertes a los cárteles. La guerra contra las drogas en todos los países de la región ha sido un fracaso.

En México, Felipe Calderón, un señor que ejerció la presidencia con una legitimidad muy cuestionable y cuestionada inició la “Guerra contra las drogas” básicamente para obtener la aceptación y el poder que pretendía. Once años después de sacar al ejército a las calles para combatir el narcotráfico, los muertos se cuentan por miles: 150 mil dicen algunos y los desaparecidos se calculan en 30 mil…, y el problema sigue y crece y según las Naciones Unidas, los cultivos se incrementan. ( Ver: http://idpc.net/es/incidencia-politica/trabajo-regional/america-latina)

Las causas son multifactoriales y el combate debería serlo también. Dos acciones que son urgentes e importantes son la prevención del consumo, aunque a la región le afecta más el tráfico per sé que el consumo mismo y la regulación de las drogas.

El director del Semáforo Delictivo (en México), Santiago Roel, comenta que la regulación de las drogas en este país haría disminuir la violencia en una 70% y agrega en recientes entrevistas radiofónicas: “Si no cambiamos la estrategia, si no hacemos nada al respecto, vamos por muy mal camino, subieron todos los delitos que monitoreamos (ejecución, robo a negocio, extorsión, homicidio, lesiones dolosas, secuestro, robo de auto, violación y robo a casa), pero muy preocupante es que nos están subiendo mucho las ejecuciones de crimen organizado, subieron un 70 por ciento este primer trimestre, si seguimos así vamos a cerrar con una tasa altísima de homicidio y hay muchas regiones en que esto se está generalizando”(Ver: http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=680327&idFC=2017).

Santiago Roel va más allá y denomina la estrategia actual de combate contra las drogas como una estrategia “totalmente equivocada”. Apenas hace un año el New York Times la llamaba simplista, pero hoy Roel afirma que este accionar contra los carteles de las drogas sólo ha llevado a que se multipliquen: hace años había tres carteles fuertes y ahora no se sabe ni cuántos hay. Se mata a las cabezas y con eso se consigue que se dividan y compitan por el territorio y el negocio entre sí y puntualiza: “se hace una guerra entre ellos que nos contamina a todos los demás, porque va presionando a toda la autoridad con su poder económico; plata o plomo y van desplomando a la autoridad local”.

Juan Ramón de la Fuente, Psiquiatra y exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) propone que el estado asuma de una vez la responsabilidad de regular las drogas y así quitar ese mercado al crimen organizado. Propone también reclasificar las drogas de acuerdo al daño a la salud que éstas ocasionan y fortalecer la prevención del consumo. Regular las drogas también – dijo de la Fuente-, liberará a los consumidores de la criminalización que tampoco ha dado buenos resultados.

De La Fuente y Roel, cada uno con sus matices, apuntan también que si se toma el control del mercado y se maneja cada droga de acuerdo a sus características, potencialidades y riesgos se puede beneficiar a campesinos y laboratorios farmacéuticos por mencionar alguno de los posibles favorecidos. Roel apunta: “México es un gran productor de amapola, de ahí la viene la goma y de la goma hacen la heroína y la heroína la exportan a Estados Unidos, hay una gran demanda de heroína en Estados Unidos, no en México. El cultivo de la Amapola está prohibido, sin embargo, está lleno el país de la amapola y nos genera mucha violencia en Guerrero, Morelos, Sinaloa, Chihuahua, básicamente en el Pacífico. Si en lugar de destinar la amapola a la producción de heroína, se legalizara su cultivo, se podría estar exportando medicamentos como la morfina, la codeína que son medicamentos que México importa actualmente; con esta medida  se estaría dando trabajo a zonas deprimidas, a campesinos y se crearía riqueza y desarrollo social en el país…”

Regular el cultivo y producción de drogas traería paz, traería mayor control sobre su consumo y dinero para prevenir las adicciones. Se podrían fabricar, consumir en el país y exportar medicamentos que hoy se necesitan urgentemente dentro y fuera de México, ya que actualmente no contamos con la suficiente morfina para palear el dolor de los enfermos que así lo requieren, entonces, ¿ por qué no se está haciendo ya?, ¿por qué los pasos son tan lentos y tan difíciles? Regular el tráfico de drogas restaría mucho dinero a los carteles, dinero que podría también invertirse en devolver al ejército su lugar y su función y fortalecer a la policía para que puedan prevenir, investigar, solucionar y ayudar realmente en la procuración de justicia.

Pienso mal, pero considero que hay muchos infiltrados en el gobierno haciendo todo lo posible porque la regulación de las drogas tome el mayor tiempo posible. Los ciudadanos de a pie tenemos que ponernos exigentes y luchar por ser capaces de construir la paz.

Comments

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*



*