El Origen: Preocupaciones que preocupan

Por: Gabriela Monroy Calva


“El gran reto para los periodistas y los ciudadanos es que el miedo nos sirva y no nos conquiste”.
Carmen Aristegui, Periodista


México-Tenochtitlan a 23 de junio del 2017.  Espiar ciudadanos, periodistas y activistas pone en claro para quienes gobiernan las autoridades de México. El estado en su conjunto o un grupo dentro de él ha declarado a los constructores de la democracia, a los luchadores por la verdad y la justicia como su target. Ellos y no los criminales o el narcotráfico son el grupo a vencer. Para eso se espía, para vencer al enemigo. Para qué más. (Ver: https://www.nytimes.com/es/2017/06/19/mexico-pegasus-nso-group-espionaje/?mcubz=0)
El New York Times destapó la cloaca que ya en México tiene un tamaño que rebasa cualquier previsión: al parecer, todo lo largo y ancho del territorio nacional es una fosa, una cloaca, una selva donde sólo prevalece la ley del más fuerte. Aquí las leyes no parecen existir y la procuración de justicia, tampoco. Enrique Peña Nieto, es un mal chiste. Para “contrarrestar” la publicación del periódico más importante del mundo declara que “él también se siente espiado”. Me preocupa su preocupación y más, lo que puede inferirse de esas palabras: ¿Trató de ser sarcástico?

Quiero entender, dijo que se “siente espiado” porque en su nublado entendimiento lo que cuenta es lo que uno siente y no lo que uno prueba o demuestra. Es raro, dice que estudió derecho, aunque ya sabemos que su tesis fue plagiada pero si comprendes que vives en una república, es decir que habitas un país que funda su convivencia en las leyes, realmente en una investigación policial y en un juicio legal, lo que sientes, no es relevante. Ante las leyes, lo que cuenta es lo que puedes demostrar…, así que realmente no debe estar tan preocupado, porque va a investigarse a sí mismo y ya hemos visto más de una vez que “las investigaciones” que lleva a cabo su gobierno, sus subordinados, no parecen ser exitosas ni arrojar resultados, al menos, mínimamente creíbles.

El NYT menciona a mexicanos que están siendo espiados. También incluyen a una estadounidense que defiende a víctimas de violación realizadas por policías. Otras fuentes serias hablan de 3,000 personas que son espiadas. Entre ellas figuran impulsores de leyes para que los funcionarios públicos sean obligados a presentar su declaración patrimonial…Ley que fue vetada por el presidente Enrique Peña Nieto, que pidió que se discutiera “más a fondo”. Su intranquilidad ante esa ley era muy entendible puesto que su esposa tuvo que devolver una mansión de 7 millones de dólares cuya adquisición era “rara”. Su esposa – una señora que hizo telenovelas en Televisa y calendarios para mecánicos -, dijo que se había comprado esa mansión con sus “ahorros” y la mencionada casa fue construida por Grupo Higa, constructora ganadora de la licitación para construir el tren México-Querétaro y que también obtuvo muchos contratos cuando el señor era el gobernador del estado de México.

Insisto, me preocupa su preocupación señor Peña, porque es estéril y hueca. ¡Usted no comparte la indignación que nos produce a muchos ciudadanos, instituciones y ONG`s que se esté espiando a los agentes de cambio en México, a usted sólo le ocupa negar la veracidad de la publicación del NYT y no le quita el sueño que el espionaje haya incluido a un adolescente, menor de edad!

Las declaraciones del Peña y la de sus colaboradores dejan claro que a un año de dejar el poder ya ni siquiera buscan asesoría profesional para emitir su postura y comunicados. Lo que dicen es enervante porque es absurdo y sin sustento. ¡En verdad que son tan displicentes, que creen que es suficiente con negar lo evidente y que el mundo prestará oídos a sus dichos antes que a un reportaje de investigación de NYT! Por si fuera poco a Peña no le hace ruido decir que le preocupa ser espiado y luego decir que es totalmente falso que el gobierno mexicano esté espiando…Esto ya raya en la oligofrenia.

Afortunadamente, PEN Club Internacional de escritores y la ONU (entre otras organizaciones y personalidades de prestigio) han prestado oídos al periódico y no a los dichos de este gobierno. PEN Club pide al gobierno: “proteger a los periodistas, defensores de derechos humanos y activistas como parte de los derechos que se ejercen en una democracia” y solicita también a sus funcionarios “no vulnerar el derecho a la libertad de expresión y de información”. (Ver: http://www.proceso.com.mx/492175/pen-internacional-condena-espionaje-pide-al-gobierno-mexicano-investigacion-a-fondo). Por su parte, la ONU DH externa: “Los hechos denunciados son profundamente preocupantes. Comprendemos plenamente la indignación que sienten quienes han sido víctimas de estos actos, particularmente en el caso del menor de edad y la esposa de una de las víctimas. Además, el hecho de que periodistas, activistas y defensores sean objeto de estas acciones resulta especialmente grave por el esencial papel que juegan en un Estado democrático de Derecho…”(Ver: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2017/06/22/onu-dh-exhorta-al-estado-que-informe-sobre-espionaje

Plumas y voces se alzan en el país y el mundo para condenar los hechos y encomiar al gobierno mexicano a dar cuentas, a investigar, a parar el acoso contra los edificadores de la vida democrática. Espero que nadie quite “el dedo del renglón” porque en México la sociedad civil organizada está sufriendo un embate criminal y como dice Buscaglia: “A sabiendas o no, Enrique Peña Nieto es sólo un gerente operativo de un Gobierno mafioso que administra a redes criminales dentro de un Estado débil y vacío” (Ver: http://www.sinembargo.mx/21-06-2017/3245024)
En mayo, hubo 79 muertes violentas cada día en este país. Ya no se preocupe señor Peña,¡Ocúpese!, que está para servirnos aunque sienta “angustia”.
Para comentarios, críticas y sugerencias escriban a: palabraenblanco2013@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/RevolutionaryLog/

Comments

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*



*