“Pegasus”: Solo debe ser usado para investigar a criminales y terroristas

Por: Lula Metzonalli


Viena, Austria a 19 de junio de 2017. Todo empezó a destaparse el 2 de junio del año en curso cuando la diputada panista Brenda Velázquez Valdez dio a conocer su solicitud a la ONU para intervenir en el caso del periodista Salvador Adame Pardo, quien fue privado ilegalmente de la libertad, el 18 de mayo del presente año en el municipio de Múgica, Michoacán.

La presidenta de la Comisión de Seguimiento a las Agresiones a Periodistas y Medios de Comunicación, diputada Brenda Velázquez Valdez (PAN), presentó la denuncia ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), contra el presidente Enrique Peña Nieto y tres funcionarios del gobierno federal, por supuestas omisiones en los casos de ataques a comunicadores.

La denuncia fue hecha en contra de los titulares del Ejecutivo federal de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong., de la Procuraduría General de la República (PGR), Raúl Cervantes, así como de la FISCALÍA Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de Expresión de la PGR, Ricardo Sánchez, indicó la legisladora en un comunicado.

Afirmó que ha habido omisiones en la actuación de los funcionarios “para evitar las agresiones a periodistas y la impunidad que impera en los casos de homicidios y desapariciones de periodistas en México.”

Según la ONU, el presidente de México Enrique Peña Nieto es acusado por violar el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el artículo 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos., los artículos 1, 6 y 7 de los Estados Unidos Mexicanos. El artículo 70 de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, así como el artículo 24 de la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

También se acusa al titular de la Secretaría de Gobernación por violar el artículo 24 de la ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, el artículo 70 de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos., el artículo 24 de la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas. El  artículo 21 del Código Nacional de Procedimientos Penales.

El titular de la PGR fue también acusado por violar el artículo 70 de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos., el artículo  24 de la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas., el artículo 11 de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República.

El titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de Expresión por violar el artículo 70 de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos., el artículo 24 de la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

El Gobierno mexicano espió entre enero de 2015 y junio de 2017 a poco mas de 3000 defensores de los derechos humanos, periodistas y activistas a través del malware “Pegasus”, que en teoría sólo debe ser usado para investigar a criminales y terroristas, reveló el informe “Gobierno Espía: Vigilancia sistemática a periodistas y defensores de derechos humanos”. La investigación realizada por las organizaciones Artículo 19, R3D y Social TIC, con asesoría técnica de Citizen Lab de Canadá, destacó que al menos tres instancias del Gobierno federal han adquirido este programa espía: PGR, el CISEN y la Sedena, esta última, sin facultades legales para ejercer acciones de vigilancia.

Entre los blancos del programa, según el informe, se encuentran abogados que investigan la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, un economista que ayudó a redactar un proyecto de   ley anticorrupción, los periodistas Carmen Aristegui Flores y Carlos Loret de Mola, y una estadounidense que representa a víctimas de abusos sexuales cometidos por la policía. Defensores de derechos humanos, periodistas y activistas han sido espiados por agentes del Estado mexicano, únicos autorizados para comprar y usar el software “Pegasus” de espionaje de NSO Group, que en teoría sólo debe ser usado para investigar a criminales y terroristas, reveló el informe “Gobierno Espía: Vigilancia sistemática a periodistas y defensores de derechos humanos”.

De acuerdo con el documento difundido este lunes, entre enero de 2015 y junio de 2017 se registró una serie de ataques contra periodistas y activistas mexicanos través del malware “Pegasus”. A estos se suman los 12 intentos registrados en contra de científicos y activistas de la Alianza por la Salud Alimentaria.

El informe fue elaborado por las organizaciones Artículo 19, R3D y Social TIC, con asesoría técnica de Citizen Lab de Canadá.

El informe es publicado este día por el diario estadounidense The New York Times, que además cita que cada infección exitosa tendría un costo que oscila alrededor de los 77 mil dólares.  Para entender más acerca de este malware virus (*ver aquí https://www.google.at/amp/expansion.mx/tecnologia/2017/06/19/12-claves-para-entender-que-es-el-spyware-pegasus-y-como-funciona/amp)

Fuente informativa: ONU

                                          Spiegel

Foto: https://eugene.kaspersky.com/2017/04/27/cyber-forecast-2017/

Comments

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*



*