El Origen: ¿Transición, avance o retroceso?

Por: Gabriela Monroy Calva


México-Tenochtitlan a 28 de octubre del 2017. Los medios tradicionales se quejan amargamente acerca de que su popularidad e influencia van en picada. Reportajes, editoriales y todo tipo de escrito inundan los periódicos abordando el tema de la creciente influencia de las redes sociales como medios sustitutos o alternos para informarse, entretenerse, “educarse”. Las televisoras antes poderosas entre los jóvenes hoy ven cómo sus estrellas se apagan lentamente; la radio tradicional sobrevive a duras penas…Lo evidente es que los medios tradicionales están cada vez más desgastados, más divorciados de sus audiencias.

¿Cómo llegamos a esta situación? ¿Es la brecha tecnológica la responsable de este cambio en las preferencias de los consumidores de información, entretenimiento y todo tipo de contenidos o hay algo más en juego? ¿Los medios tradicionales están excentos de responsabilidad sobre su declive? No tengo todas las respuestas, pienso y escribo para comprender lo que sucede y tengo algunas cosas claras, otras no tanto y creo que debo seguir estudiando sobre lo que acontece en lo referente a los medios de comunicación-información-propaganda, pero sigamos  elaborando sobre el tema.

Recientemente, el 24 de septiembre del 2017, el periódico La Jornada (periódico mexicano de “izquierda”) publicó una editorial que puede darnos pistas para desentrañar lo que está sucediendo. En este editorial se expone la importancia creciente de las redes sociales, incluso para organizar a la sociedad en emergencias, pero más adelante el mencionado escrito hace referencia a que “las perspectivas de evolución de las redes sociales no son optimistas, porque la tendencia es que el caudal de información falsa ( fake information, se le denomina en inglés) siga una inquietante curva ascendente”. Comenta además que sería benéfico para la calidad de lo que consumimos los internautas el que las noticias y contenidos fueran acompañados de sus respectivas fuentes “como se demanda a quienes elaboran los contenidos de los medios de comunicación tradicionales, al menos los que tienen credibilidad”. (Ver: http://www.jornada.unam.mx/2017/09/24/opinion/002a1edi)

Cuando leí este editorial me sentí motivada a escribir esta columna, así que les comparto algunas de mis reflexiones sobre los causantes de este abandono a los medios tradicionales:

  1. El pasado los condena: Los medios tradicionales durate muchos, muchos años han mentido, manipulado, endoctrinado y deformado la información. No hablo de que todos tienen un manejo editorial de acuerdo a su filiación política, porque la objetividad absoluta no existe. Me refiero a que han mentido a sus públicos de muchas formas y la sociedad LO SABE. Entonces, las “fuentes” no son suficientes para legitimar una información. Sin mencionar las fuentes, pues lo que se publica o es una opinión o propaganda o desinformación proveniente de una estrategia o producto de la ignorancia, les concedo eso. Pero las fuentes, así solitas, no legitiman (Recordemos que fue la Marina de México la que informó sobre la niña Frida Sofía y no era cierto upsss).
  2. La falta de credibilidad en los medios es un reflejo de la falta de credibilidad en las instituciones. Gran parte de la sociedad en Latinoamérica y de otros países del globo, no respetan ya las instituciones tradicionales y de esas instituciones desprestigiadas forman parte los medios tradicionales. Las instituciones han mostrado: anquilosamiento y servidumbre ante los intereses de las grandes corporaciones y los capitales más oscuros, una y otra vez.
  3. La autoridad y la jerarquía ya no se obedecen a ciegas. Desde los años 60 la autoridad y la jerarquía emanada de ella perdieron el respeto. Muchos habitantes de este planeta hoy quieren que la autoridad y la jerarquía se ganen, que el respeto se logre a través del ejemplo y la congruencia. No hay muchos ejemplos entre los medios, los políticos y los líderes oficiales que puedan ser considerados congruentes ¿ O sí?
  4. El fenómeno de la comunicación per sé. Muchos autores han expuesto que cuando un grupo humano no tiene suficiente información o información confiable suple este vacío con el rumor, el chisme, las teorías conspiratorias. ¿Los medios investigan con agencias profesionales y honestas sobre qué y cuánto se considera información suficiente?
  5. La brecha tecnológica y la interactividad. “El medio es el mensaje” dijo Marshall MacLuhan, pero los medios tradicionales repiten esta reflexión como si fuera slogan y le quitan fuerza y la vacían de significado. Las redes sociales están en auge, entre otras cosas, porque los usuarios consideran que a través de ellas tienen voz, son escuchados, salen del anonimato, exponen sus criterios, sus opiniones. Los medios tradicionales no han entendido que la comunicación horizontal, transversal se impone en una sociedad que ha reducido a la población a un número del cual puede prescindirse.
  6. La falta de conocimiento real de las audiencias. ¿Cómo puedes vincularte, influir y construir una relación de mutuo respeto, en la que los roles de emisor-receptor ya no son innamovibles sino que se intercambian si no conoces a tu público? Los medios y muchos que invierten en investigación de mercado se centran en conocer estilos de vida, patrones de consumo, etcétera. Muy pocos realizan investigación para comprender tipologías de las audiencias. Menos aún se focalizan en discernir los valores, la ideología de las audiencias actuales y potenciales.

 

En la editorial de “La Jornada” y en lo que siguen haciendo los medios tradicionales como es postear sus artículos en redes sociales para “actualizarse”, no se observa una postura proactiva e innovadora. Para innovar hay que conocer y comprender el pasado y el presente para en primer término saber si lo que observamos es una transición, un avance o un retroceso en las formas que los internautas quieren informarse, comunicarse, educarse y entretenerse. Por cierto lector, ¿tú qué opinas? Déjame tus comentarios, tus críticas, propón temas, mándame un correo.

 

 

 

Facebook  México Mejor: https://www.facebook.com/groups/1645045925740967/

Correo: palabraenblanco2013@gmail.com

Comments

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*



*