El Origen: Y siguen las venas abiertas en AL -Parte 2

Por: Gabriela Monroy Calva


México-Tenochtitlan a 21 de julio del 2017. Y la tinta sigue corriendo y la sangre sigue derramándose y en América Latina los partidarios del neoliberalismo y los gobiernos de USA no dejan de castigar e imponer sus criterios en la región, a la buena o a la mala. No pretendo defender o criticar a Maduro y su gobierno sino que trato de retratar y analizar la situación de una manera regional, clara y de llegar al fondo de los intereses de los países que se han unido para condenar al gobierno actual de Venezuela.

Por una parte las carencias y problemáticas que hoy vive Venezuela se agudizan día con día. Sabemos que faltan alimentos y medicinas, que las manifestaciones son multitudinarias, que se ataca a los adversarios al régimen y que según observo, el gobierno de Maduro actúa sin un plan innovador para calmar las aguas y que no se perciben señales de que Maduro quiera sentarse a negociar con la oposición o buscar aliados. Maduro no se ha movido.

Pero la oposición venezolana sí se está moviendo y busca y consigue apoyos en gobiernos de la región y de todo el mundo: ellos ya han rebasado las solicitudes de negociación y han realizado una consulta ciudadana – una demostración de fuerza-, para presionar al régimen y llevarlo al límite. Hoy, 21 de julio del 2017, Antonio Fernández Aguirre escribe al director del diario El País: “El artículo 71 de la Constitución de Venezuela establece que las materias de especial trascendencia nacional podrán ser sometidas a referendo consultivo por acuerdo de la Asamblea Nacional, aprobado por el voto de la mayoría de sus integrantes. La consulta ciudadana celebrada el 16 de julio en Venezuela fue convocada por la mayoría de la Asamblea Nacional, luego fue perfectamente legal…” (Ver: https://elpais.com/elpais/2017/07/20/opinion/1500559295_990757.html)

Algunos países, miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea buscan que se condene al gobierno venezolano y que “regrese la democracia” y USA amenaza con represalias: “Estados Unidos, México, Puerto Rico, Brasil, Costa Rica, Argentina, Panamá, Perú, Canadá, Alemania y la Unión Europea instaron al presidente Nicolás Maduro a suspender la asamblea nacional constituyente (ANC) tras el resultado de la consulta popular realizada por sectores de la oposición venezolana, el pasado domingo” (Ver: http://www.el-nacional.com/noticias/politica/vecchio-paises-latinoamerica-europa-dijeron-anc_193767)

Es muy importante conocer que el referendo arrojó que el 36.85 por ciento de la población venezolana, es decir que un tercio de los venezolanos busca un cambio. Y cabe señalar que aunque “la oposición venezolana convirtió el referendo sobre la Asamblea Nacional en un referendo contra el presidente de Venezuela”,  -puntualiza Reggie Thompson de la empresa privada Stratfor, institución especializada en espionaje y servicios de inteligencia -, “hay que recordar que el gobierno de Venezuela y el Consejo Nacional Electoral (CNE) no reconocen este resultado, por lo cual se trata de un resultado simbólico del programa político opositor. El resultado no deja de ser solamente un barómetro del nivel de descontento social y no debería interpretarse como algo que automáticamente va a forzar un cambio político”.

Maduro no da muestras de creatividad social en el manejo de la oposición, tampoco los países que piden su cambio y la suspensión de la formación de la asamblea nacional constituyente. Las sanciones y las represalias con las que amenazan a Maduro van a castigar al pueblo, a esa población que algunos dicen defender. En el caso de varios de los políticos que juegan en contra del gobierno venezolano la incoherencia es mayúscula. Creo que ninguno de esos señores goza de la credibilidad moral y de la representatividad mayoritaria de sus pueblos para luchar en favor de la democracia y algunos, carecen de legitimidad; veamos a Trump, el New York Times y el Washington Post, le han publicado sistemáticamente sus mentiras que parece que ya superan las 4 por día. Peña Nieto tiene actualmente un 19 por ciento de aceptación así que aproximadamente un 80 por ciento de los mexicanos no aprobamos su ejercicio. Temer está mucho peor, su aprobación es del 10 por ciento. Macri tiene un 38 por ciento de aprobación y Trump 34 por ciento. Entonces, si el referendo recién realizado en Venezuela es una muestra de desaprobación contra Maduro y su gobierno, un barómetro de la democracia, ¿no deberían poner “su barba a remojar” todos estos señores que gobiernan en América? ¿No debería la OEA en especial, enfocarse también en la resolución de los problemas gravísimos de corrupción que enfrenta México y Brasil, por ejemplo? ¿No valdría la pena revisar la impunidad que priva en la región, por no volver a decir México?

Hay muchas que resolver en América Latina y claro, en Venezuela, pero aunque sé que no va suceder así, sería muy sano que la OEA y los opositores de Maduro dejaran que el país resolviera sus diferencias…Sin duda, esto no va a ocurrir de esta manera, pero sí es necesario que los que toman las decisiones sepan que muchos de los ciudadanos del mundo, no sólo de AL, sabemos que no es la defensa de la democracia lo que aquí está en juego y que la OEA debe revisar su actuación que dista mucho de ser libertaria, democratizadora y justa.

 

Para comentarios, críticas y sugerencias escriban a: palabraenblanco2013@gmail.com

Facebook: https://www.facebook.com/Palabraenblanco/

Comments

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*



*