El Origen: Corrupción sin límite

Por: Gabriela Monroy Calva
México-Tenochtitlan a 27 de abril del 2017

 


Sin límite es como se vive la corrupción en América Latina. La corrupción es ya una cuestión de seguridad nacional cuyo combate debería ocuparnos a todas y a todos. Porque la corrupción se practica en todos los niveles, en todas las clases sociales de esta parte el mundo, pero al menos en México la mayoría de la población, sí el 79 %, cree que la corrupción es una conducta perversa que sólo ejercen los políticos y funcionarios públicos y que es una parte “casi natural” del ejercicio del poder pero la ciudadanía no acepta que también mantiene conductas corruptas, lo que es lamentablemente falso y alimenta esta forma de vida hasta llevarla al extremo que hoy estamos padeciendo.   Seleccionar el siguiente link : http://www.animalpolitico.com/blogueros-de-abajo-hacia-arriba/2016/07/14/una-opcion-a-la-corrupcion/

En estos tiempos que corren, en España y Latinoamérica se genera cada vez más información sobre la corrupción que la empresa brasileña Odebrecht ha ejercido sin ningún tipo de recato. Presidentes como Rajoy de España, expresidentes como Lula de Brasil o Funes de El Salvador y altos funcionarios como Emilio Lozoya, exdirector de Petroleos Mexicanos (PEMEX) por mencionar algunos, son señalados como depositarios de sobornos multimillonarios otorgados, obviamente, para favorecer los intereses de esta despreciable organización ¿empresarial?

Y me pregunto si Odebrecht puede considerarse una institución dedicada a los negocios cuando 78 de sus ejecutivos están ligados a actos ilícitos, ¿cuánto tiempo llevan corrompiendo para ganar dinero?, ¿algún día cercano sabremos desde cuándo algunas empresas se convirtieron en células del crimen organizado con disfraz de empresas legítimas?

Los medios de comunicación no se ponen de acuerdo con la cifra pero el periódico mexicano El Financiero publica que Odebrecht tuvo que pagar una multa de $3,500 millones de dólares, la más alta de la historia de USA, por haber utilizado el sistema de pagos de esa nación para llevar a cabo sus operaciones ilegales. El diario El País en España consigna la cifra de $2,600 millones de dólares y otras publicaciones mencionan que fueron $2,400 millones. Sí impacta la cifra, pero más me conmociona el que Odebrecht la haya pagado con aparente resignación porque ¡¡¡ya sabemos que sus sobornos le rinden 300 por ciento de beneficios!!! Saquen ustedes las cuentas de lo que se han enriquecido estos lobos con piel de oveja.

En México el pago de “favores” que Odebrecht ha realizado se rastrea hasta el gobierno del panista Felipe Calderón (2006-2012). Hace poco también se hizo público que Emilio Lozoya, el director general de Pemex bajo el régimen de Peña Nieto (2012-2016), recibió un soborno de 5 millones de dólares y entre otras irregularidades avaló la compra de una planta chatarra. Bajo su mando, la paraestatal adquirió Agro Nitrogenados. Sin embargo, la inversión anunciada por Pemex en enero del 2014, calculada en 475 millones de dólares creció hasta 760 millones de dólares en los últimos tres años, debido a varias irregularidades que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó en la operación de compra-venta. Así, los costos del proyecto para reactivar la producción en la planta de Agro Nitrogenados se elevaron en un 142 por ciento, sin que hasta la fecha se haya fabricado un sólo gramo de fertilizantes.

Con todo ello queda claro que la corrupción no sólo se enfoca en lograr contratos ilícitos y favorecedores sino que además los gobernantes, funcionarios, directivos de alto nivel y de medio pelo también compran y venden negocios, productos y servicios de pésima calidad que muchísimas veces no operan o no funcionan: doble robo, pues.

En México la Subcomisión de Examen Previo de la Cámara de Diputados ya se apresuró a exonerar de juicio político al priista Lozoya Austin, con el argumento de que venció el plazo legal para hacerle rendir cuentas. Nuevamente, la corrupción sin límites, sin consecuencias,  sin castigo, sin justicia.

Espero que en los otros países involucrados tengan más voluntad política y capacidad para combatir en particular a Odebrecht y en general a la corrupción pero hay que tomar en cuenta que mientras “ los beneficios de la corrupción superen los posibles riesgos y costos” seguirá y seguirá sin freno ni medida   Factores que propiciaron la corrupción en México. Un análisis del soborno a nivel estatal. Por Renato Busquets Sordo
 

Nota del autor:

Para comentarios, críticas y sugerencias escriban a: palabraenblanco2013@gmail.com

Facebook:  Palabra en Blanco

 

Comments

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*



*