Donald Trump y sus posibles nexos con grupos racistas en EE.UU

De: -Lula Metzonalli-
Se hizo notar el acto de presencia en varios eventos desde la candidatura de Donald Trump a integrantes de grupos políticos de extrema derecha como los supremacistas blancos, ex integrantes del Ku Klux Klan y sectores jerárquicos de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) manifestaron su apoyo a la candidatura de Donald Trump.


El presidente del autodenominado “Partido Nazi de los Estados Unidos”, Rocky Suhayda, aseguró que una victoria del magnate republicano será “una oportunidad real” para todos los nacionalistas blancos.


La filosofía de campaña de Trump nos demostró que nuestros puntos de vista no son tan incorrectos como pretenden imponer desde la multitud políticamente correcta que le dice a todos lo que deben hacer, por lo menos es lo que expresó Suhayda en un programa de radio propio que fue transcripto luego por el medio digital BuzzFeed.

Son grupos radicales y minoritarios de la política estadounidense aunque se trata de un hecho sin precedentes: es la primera vez que los auto denominados “supremacistas blancos” dan su apoyo oficial a un candidato presidencial nominado por uno de los partidos más grandes del país.

Desde el momento de la candidatura, Donald Trump se ha presentado con mano dura en todas y cada una de sus presentaciones como un ‘enemigo racial, ya que hay una sensación de que la clase trabajadora blanca, especialmente los hombres de esa clase y sus mujeres rindiéndose a cualquier esperanza de que algún político valore sus intereses” explica el líder del partido nazi para sostener su argumento sobre lo que, considera, significa la estancia de Trump en La Casa Blanca, el triunfo de un republicano con síndromes de un ego insaciable. Este “neo-racismo”, dicen, se ve alimentado por investigadores para los cuales la existencia de razas humanas es indudable, al punto que permitirían elaborar perfiles biológicos, culturales y de comportamiento de las personas.

La genética nos ayuda mucho a brindar ayuda médica”, subraya Nina Jablonski, profesora de antropología en la universidad de Penn State, en Pensilvania, participante en la conferencia anual de la Asociación Estadounidense para el Progreso Científico, celebrada en Chicago.

Sin embargo, dice, también puede ser manipulada y servir de caja de resonancia a la creencia según la cual el color de la piel y el origen étnico predisponen a cada persona a llevar a cabo mejor o peor una tarea.

A título de ejemplo, la investigadora cita nuevos estudios que se pronuncian en favor de que los niños sean clasificados en función de las capacidades que les conferiría su patrimonio genético y ubicados en escuelas especializadas en uno u otro dominio.

A título de ejemplo, la investigadora cita nuevos estudios que se pronuncian en favor de que los niños sean clasificados en función de las capacidades que les conferiría su patrimonio genético y ubicados en escuelas especializadas en uno u otro dominio.

Es algo a lo que ya asistimos en el pasado y es extremadamente preocupante”, se indigna, recordando la segregación racial en las escuelas del sur de Estados Unidos vigente hasta 1954, cuando la Corte Suprema la prohibió.

Los profesionales de la educación que proponen esto se dicen bien intencionados pero sus propuestas bien podrían deformarse en caso de que sean llevadas a cabo”, advirtió.

Numerosos investigadores estiman que el color de la piel no es en sí mismo una determinante biológica, aun si el patrimonio genético influye en la predisposición a contraer tal o cual enfermedad, explica Joseph Graves, responsable de investigaciones en universidad de Carolina del Norte.

Las investigaciones han demostrado, por ejemplo, que los negros están más propensos que los blancos a tener un tipo sanguíneo que los predispone a una forma de anemia que protege del paludismo.

Joseph Graves piensa sin embargo que sería falso decir que las amplias diferencias entre blancos y negros en materia de salud se deben únicamente a los respectivos genes.


Video:DOCUMENTALES RUFOK

“Creencias asentadas en el odio tienen, en ocasiones, fundamentos políticos y sociales; y en otras parten de una base religiosa, a menudo ligada al cristianismo fundamentalista y negada por la mayor parte de congregaciones cristianas comunes. Éstas son algunas de las organizaciones racistas más destacadas dentro de los Estados Unidos.”

-Partido Nazi de Estados Unidos: esta organización política, fundada en 1959 por el comandante Lincoln Rockwell, revive los principios del nazismo alemán promulgados por Adolf Hitler, niega el Holocausto y se basa en la supremacía de la raza blanca. El pasado mes de abril el Partido Nazi estadounidense consiguió su primer lobbysta para el Congreso de los Estados Unidos, John Bowles.

-Movimiento Estadounidense Nacional Socialista: conocidos simplemente como neo-nazis, este grupo nació como una escisión del Partido Nazi de los Estados Unidos en el año 1974, aunque reivindica unos principios muy similares. Se trata del grupo neo nazi más grande del país: están radicados en estados como Nueva York, Illinois o Alabama y cuentan con varios centenares de miembros. En 2008 varios miembros de este movimiento planearon el asesinato fallido de un centenar de niños afroamericanos y del presidente de los EE.UU., Barack Obama. Los más recientes episodios protagonizados por ellos están relacionados con el rechazo a los inmigrantes indocumentados.

-Los Minutemen: se trata de un colectivo de raza blanca que, desde 2005, prepara acciones de “vigilancia” en la frontera que separa a Estados Unidos de México. Pretenden controlar y reportar la entrada de inmigrantes ilegales a través de patrullas fronterizas.

-Ku Klux Klan: es probablemente el grupo racista más conocido de los Estados Unidos, difusor extremo de la idea de la supremacía de la raza blanca. Fundado como un cúmulo de distintas asociaciones en el siglo XIX, el Ku Klux Klan aglutina en torno a 10.000 personas, disgregadas en pequeños grupos independientes, a día de hoy; que el Southern Poverty Law de Alabama localiza principalmente en focos como Florida, Alabama, Illinois, Ohio, Michigan y Lousiana. En sus inicios persiguió principalmente a la comunidad afroamericana a través de ataques terroristas, un objetivo que posteriormente se amplió a los homosexuales e inmigrantes. A día de hoy su “blanco” principal son los hispanos.

-Movimiento de Creatividad:denominado anteriormente como World Church of the Creator, esta organización fundamentalista, fundada en los años 70 por Ben Klanssen, rinde culto a la raza blanca y es atea. Se caracteriza por su homofobia, antisemitismo, racismo y ultraderechismo. Cuenta con su propio libro sagrado (la Biblia del Hombre Blanco), y se ha visto envuelta en varios tiroteos y asesinatos. Aunque no sigue a Adolf Hitler, si que manifiesta admiración por el líder nazi.

-Identidad Cristiana: la base de este movimiento, surgido en también fundamentalista cristiano, es la idea de que la raza de una persona es su religión. Más allá de esto, Identidad Cristiana cree en la existencia de una conspiración por parte de la comunidad judía, que controla tanto el gobierno de los Estados Unidos como otros organismos como los medios de comunicación y la banca. Creen, además, en la llamada Racial Holy War contra este colectivo y consideran que la raza aria es el verdadero pueblo elegido por Dios, y no los judíos.

Fuentes: Biblioteca Nacional de Viena

Comments

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*



*