8 de Marzo, DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER: “La realidad de la diferencia salarial entre hombres y mujeres”

De: Lula Metzonalli-
El Día Internacional de la Mujer., es la fecha que se celebra en varios países del mundo. En este día se recuerda a las mujeres de todos los continentes y culturas a menudo separadas por fronteras nacionales así como de diversas étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas, se intenta reunir y recordar en día para celebrar y también poder contemplar una tradición de ya más de 80 a
ños de lucha en pro de la igualdad, la justicia, la paz, tolerancia, la autentisidad y el desarrollo de la mujer.

El Día Internacional de la Mujer es dedicado para cualquier tipo de mujer la cual refiere a las mujeres con cualquier tipo de oficio y clase social como artífices de la historia y resalta sus raíces en lucha por las mujeres  por participar en la sociedad en pie de igualdad con el hombre. En la antigua Grecia, Lisístrata empezó una huelga sexual contra los hombres para poner fin a la guerra; en la Revolución Francesa, las parisienses que pedían «libertad, igualdad y fraternidad» marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino.

La realidad de la diferencia salarial entre hombres y mujeres
“Básicamente, las estadísticas sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres son tan variadas y tienen tantos matices que casi cualquier persona puede tomar un dato y decir lo que quiere”, le dijo a la BBC Sheila Wild, exmiembro de la Comisión de Derechos Humanos e Igualdad de Reino Unido.

Más que discriminación

Lo primero que hace falta es establecer aquello que la brecha salarial no es.

A veces, cuando la gente escucha hablar sobre la “brecha salarial entre hombres y mujeres” piensa que eso significa que a las mujeres se les paga menos que a los hombres por hacer el mismo trabajo. Pero, por ejemplo, en países como Reino Unido las mujeres tienen el derecho legal a cobrar lo mismo por el mismo trabajo.

En esos países no hay cifras oficiales sobre pago desigual. Esto se debe a que  cada empleador en particular es el único que realmente puede saber si está pagando menos a las mujeres  por hacer el mismo trabajo. Además, se trata de algo que no pueden admitir, porque equivaldría a reconocer que están incumpliendo la ley.

“La brecha salarial incluye el pago igualitario, pero es mucho más que eso”, explica Wild.

La discriminación basada en el género puede contribuir a la brecha salarial entre hombres y mujeres, pero no se sabe cuánto.

Trabajo a tiempo parcial

Un estudio del Instituto para Estudios Fiscales de Reino Unido sobre la brecha salarial encontró que un factor muy claro detrás de esta es el efecto que tiene el trabajo a tiempo parcial.

Mientras solo uno de cada siete hombres trabaja a tiempo parcial, en el caso de las mujeres son tres  de  cada siete.

Eso es importante porque el trabajo a jornada parcial, en promedio, tiende a ser remunerado con pagos más bajos por hora.

“Hay un mercado laboral de jornada completa en el que la gente se comporta y es tratada de una manera, y hay un mercado a tiempo parcial en el que la gente se comporta y es tratada de otra forma”, afirmó Wild.

No se trata solo de que los trabajadores a tiempo parcial consiguen menos dinero porque trabajan menos horas. En realidad, también cobran menos por hora.

De hecho, si se mira solo a las mujeres,  aquellas que trabajan a jornada parcial cobran 32% menos por hora que las que lo hacen  a tiempo completo.

Así que, en cierta medida, hay una brecha salarial relacionada con el trabajo a tiempo parcial. Esta, a su vez, contribuye con la brecha salarial de género porque las mujeres tienden a trabajar con más frecuencia a medio tiempo.

Algunos expertos como el profesor de Economía Alison Wolf dicen que  para hacer una comparación entre iguales habría que excluir a los trabajadores a medio tiempo  e incluir sólo a hombres y mujeres que trabajan a jornada completa.

Al hacer eso, la brecha salarial se ve mucho más pequeña.

Trabajos peor pagados

Otra razón por la cual los hombres, en promedio, cobran más que las mujeres es que más hombres tienden a trabajar en empleos mejor remunerados.

La idea, por ejemplo, de que un banquero de inversión tiende más a ser un hombre y que una enfermera tiene más a ser una mujer puede sonar como un estereotipo. Pero no es solo eso.

Las estadísticas oficiales respaldan la idea de que  hay más hombres en altos cargos gerenciales y más mujeres en sectores con menor remuneración, como la educación y la administración.

Eso significa que cuando se evalúa a la masa trabajadora como un todo y se sacan promedios, el resultado indicará que las mujeres ganan menos que los hombres.

Pero, ¿por qué terminan las mujeres ocupando los empleos peor pagados?

“En primer lugar, es difícil desenredar cuáles son decisiones libres y cuáles son forzadas por las circunstancias.  El tipo de empleo que ocupa cada uno está determinado por muchas variables,  como el mercado laboral nacional, es decir, el tipo de empleos disponibles. También por el mercado laboral local y por tus circunstancias familiares”, señaló Wild.


Video ciudadano:  Película Atv


CRÓNICA DE LOS DERECHOS DE LA MUJER

1909:  De conformidad con una declaración del Partido Socialista de los Estados Unidos de América el día 28 de febrero se celebró en todos los Estados Unidos el primer Día Nacional de la Mujer, que éstas siguieron celebrando el último domingo de febrero hasta 1913.

1910:  La Internacional Socialista, reunida en Copenhague, proclamó el Día de la Mujer, de carácter internacional como homenaje al movimiento en favor de los derechos de la mujer y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal. La propuesta fue aprobada unánimemente por la conferencia de más de 100 mujeres procedentes de 17 países, entre ellas las tres primeras mujeres elegidas para el parlamento finés. No se estableció una fecha fija para la celebración..

1911:   Como consecuencia de la decisión adoptada en Copenhague el año anterior, el Día Internacional de la Mujer se celebró por primera vez (el 19 de marzo) en Alemania,Austria, Dinamarca y Suiza, con mítines a los que asistieron más de 1 millón de mujeres y hombres. Además del derecho de voto y de ocupar cargos públicos, exigieron el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral

1913-1914:     En el marco de los movimientos en pro de la paz que surgieron en vísperas de la primera guerra mundial, las mujeres rusas celebraron su primer Día Internacional de la Mujer el último domingo de febrero de 1913. En el resto de Europa, las mujeres celebraron mítines en torno al 8 de marzo del año siguiente para protestar por la guerra o para solidarizarse con las demás mujeres.

1917:      Como reacción ante los 2 millones de soldados rusos muertos en la guerra, las mujeres rusas escogieron de nuevo el último domingo de febrero para declararse en huelga en demanda de “pan y paz”. Los dirigentes políticos criticaron la oportunidad de la huelga, pero las mujeres la hicieron de todos modos. El resto es historia: cuatro días después el Zar se vio obligado a abdicar y el gobierno provisional concedió a las mujeres el derecho de voto. Ese histórico domingo fue el 23 de febrero, según el calendario juliano utilizado entonces en Rusia,o el 8 de marzo, según el calendario gregoriano utilizado en otros países.

1975:  Coincidiendo con el Año Internacional de la Mujer, las Naciones Unidas celebraron el Día Internacional de la Mujer por primera vez, el 8 de marzo.

1995:  La Declaración y la Plataforma de Beijing, una hoja de ruta histórica firmada por 189 gobiernos hace 20 años, estableció la agenda para la materialización de los derechos de las mujeres.

2014:  La 58 Sesión de la Comisión sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW58), la reunión anual de Estados para abordar cuestiones relativas a igualdad de género, se centró en los «Desafíos y logros en la aplicación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para las mujeres y las niñas». Las entidades de las Naciones Unidas y las organizaciones no gubernamentales (ONG) acreditadas por ECOSOC debatieron sobre los avances realizados y los retos pendientes para cumplir los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Fuente: BBC

 

 

Comments

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*



*